lunes, octubre 30, 2006

FILTHY PULP READINGS

No puedo evitarlo. No puedo dejar de sentir una especie de ilusoria nostalgia. Todo cuando comprendo que hay estados ínternos, íntimos, que ya no experimentaré nunca, un modo de la sensibilidad que permanecerá por siempre inaccesible. Desearía, con todo mi corazón, ser un lector norteamericano de pulps en 1963 para que llegue a mis manos como una absoluta novedad -como corresponde a su carácter de una "first publication anywhere"- un ejemplar de esta, estimo, inconmensurable masterpiece.

Etiquetas:

2 comentario(s):

Blogger Ling supone...

Yo votaría porque vuelvan. No como reediciones. Porque vuelvan como absoluta novedad, escritas por amas de casa con muchos hijos, con maridos oficinistas que les compran lavarropas y no las satisfacen.

Eso, yo votaría por que vuelvan. E incluso podría escribir alguna yo.

31 octubre, 2006 08:48  
Anonymous evalangui supone...

Suena interesante...sólo que no hay manera de averiguar de que se trata más allá de lo evidente porque la única referencia que encuentro en internet a este libro son magnetos para heladera(yeah, go figure)... Así que, de qué trata y de dónde lo sacaste? :D

19 noviembre, 2006 22:51  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!