domingo, agosto 26, 2007

PARA SER UN PEQUEÑO BURGUES

“Cualquier cosa que él saca del estado en que la naturaleza la produjo y la dejó, y la modifica con su labor, y añade a ella algo que es de sí mismo, es, por consiguiente, propiedad suya. Pues al sacarla del estado común en el que la naturaleza la había puesto, agrega a ella algo con su trabajo, y ello hace que no tenga ya derecho a ella los demás hombres.” John Locke, Segundo tratado sobre el gobierno civil, V, 26.
Claro que después de innumerables sesiones en torno al mismo problema necesariamente alguna reacción tendría lugar. Entonces fue que, apenas una hora antes de tenderme sobre el diván, me dirigí hacia la sucursal bancaria en la que se depositan mis haberes con el fin de entender si todo este asunto de la imposibilidad de cumplir con el imperativo tan promocionado de DUEÑO era nada más que otro de los fantasmas que me persiguen desde vaya uno (yo) a saber cuándo.

Después de pasar por un mostrador en el que se me informó adecuadamente sobre las posibilidades de obtener un crédito personal por algo menos de $10.000 a la módica tasa variable del 23% anual, subí al primer piso en donde se me pondría en conocimiento de los requisitos para obtener un crédito hipotecario.

Un departamento cualquiera

La señora empleada también me atendió muy cortésmente y, luego de que la pusiera al tanto de mi salario y otros detalles de importancia, se dedicó a dibujar arabescos articulares sobre la calculadora que tenía a su diestra. “Sobre su salario de... y en un crédito a veinte años correspondería una cuota de... (un importe equivalente a un alquiler de un departamento de uno o dos ambientes dependiendo de la zona en que se ubique la propiedad) que se le otorgaría para la compra de un inmueble por una cantidad equivalente al 85% del precio en que sea tasado por el banco”. Palabras más o menos.

Si alguien encuentra un departamento U$S 16.500 / $52.000 en una zona habitable del Área Metropolitana de Buenos Aires, ya sabe: me avisa. O la concesión de un pozo petrolero por una luca, no sé...

Ah: la sesión de terapia fue una mierda, of course.
En todos los estados y condiciones, el auténtico remedio contra la fuerza ejercida sin autorización es la fuerza misma." J.L.
_________________________________________________________

UPDATE:
Texto interesante que encontré en la web sobre la posibilidad de la existencia de una burbuja inmobiliaria, aquí.

Etiquetas:

3 comentario(s):

Blogger Chiquilín de Bachín supone...

¿Hace mucho se acuesta en el diván?

26 agosto, 2007 16:42  
Blogger ficcionalista! supone...

Como hace cinco años...

26 agosto, 2007 17:26  
Blogger staff supone...

ya me empieza a molestar extrañarlo y a chuparme un huevo sus razones.
Un abrazo.
Ah, el martes pasado lei, y no viniste.
Oz

26 agosto, 2007 17:34  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!