lunes, septiembre 10, 2007

DESDE ARRIBA DEL ARBOL

Llegué a casa del trabajo, a primera hora de la tarde y escuché en Radio Del Plata que Fernando Bravo le hacía una entrevista a Romina MacGibbon, una activista de Greenpeace que está subida a un árbol junto a otros activistas que montaron un campamento en altura, en la reserva de biosfera de las Yungas. Cada uno en su arbolito.

La mina parece muy centrada en sus declaraciones. Elige un tono claro y mesurado advirtiendo sobre los peligros de la deforestación y la necesidad de que el Congreso dé la media sanción faltante para que la ley de bosques se haga efectiva.

No soy un ecologista. Más aún, creo que mucho de los pedidos de algunos ecologistas son a veces algo apocalípticos o, al menos, exagerados. Pero más allá de las diferencias me suelen resultar simpáticos. En este caso, especialmente. Esa cosa de tirar todo a la mierda para plantar soja y soja y soja. Esa cosa de "optimizar beneficios". Y que vengan a querer explicarnos que si no estamos de acuerdo estamos contra el "progreso", contra la "creación de riqueza". Obvio, siempre concentrada en las mismas manos.

Sigan explotando recursos irracionalmente. Cuando estos simpáticos monitos dejen de subirse a los árboles y empiecen con acciones violentas, me cuentan.

Yo no voy a ser entonces de los que digan "qué barbaridad, estos extremistas... si hay otros medios..."

Yo no.


Etiquetas: , ,

3 comentario(s):

Blogger Coxon supone...

Anarquistas

11 septiembre, 2007 01:12  
Blogger Ana C. supone...

Después de esa declaración, usted se acaba de convertir en un ecologista.

11 septiembre, 2007 08:53  
Blogger Lou supone...

aprovecho el comment para desearle feliz día del maestro, f!

nada más
BESO

11 septiembre, 2007 23:01  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!