martes, marzo 25, 2008

ULTIMO MOMENTO

Estoy viendo televisión y parece que de una vez por todas el PUEBLO toma conciencia de la OPRESIÓN a las que nos somete el GOBIERNO CORRUPTO Y MONTONERO. Por fin el PUEBLO camina las calles de Barrio Norte y Belgrano, y desde Santa Fe y Callao se dirige a Plaza de Mayo para decir BASTA.

"La ciudad apoya al campo", dice la placa.

¡QUE SE VAYAN TODOS, zurdos, montoneros de mierda!

¡¡¡VIVA ENTRE RIOS!!!
¡¡¡VIVA TUCUMÁN!!!
¡¡¡VIVA SANTA FE!!!
¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!

Etiquetas:

9 comentario(s):

Anonymous Anónimo supone...

Viva Peron!
Viva Franco!
Viva el Monitor!
Tecnocracia Monitor Triunfo!

Me parece que ta todo armado por los mismos medios, el campo tiene algo de razon, no toda y los pinguinos son unos HDP y el pueblo argentino es pancho y choripanero, asi que no creo que se arme nada...

Ojalá que despierten como usté dice amigo Verissimo!

Salú.

Seba.

25 marzo, 2008 21:51  
Anonymous Anónimo supone...

Quise decir los pobres giles que tienen un terrenito de 2x2 pa cultivar algo, esos son los que pagan el pato, no los garcas dueños de las tierras, los de la sociedad rural, esos no tienen razon. Igual son todos unas ratas los latifundistas y los pinguinos que tienen a la gilada de rehenes.

Che V. no te cuelgues.
Seba.

26 marzo, 2008 00:51  
Blogger Ajenjo supone...

Es la primera vez que veo una manifestación de señores de chomba lacoste y señoras que antes de salir a golpear su cacerola fueron a peinarse a la peluquería pagando 100 mangos, por si aparecen las cámaras.
Una paparruchada...

26 marzo, 2008 11:41  
Blogger juan josé supone...

Todos dan verguenza ajena:

Los vecinos bien de la capi que no saben ni porque mierdan protestan pero ya que está quieren que se vayan esos "negritos" de la casa de gobierno. El Gobierno mismo que es impresentable. ¡Ese discurso por favor!. Como dice Caparrós en su columna de hoy de Crítica ¿para que carajo sirve la política? ¿O la agarraron a la presi en su día malo bipolar o los está matando el apuntador (Fernández). ¿Y D'Elía? una especie de Frankestein de choque que cada tanto se le va de las manos a sus creadores y dice alguna boludez. ¿Qué quizo decir con de la democracia distributiva? ¿Igual cantidad de piñas para todos?. Y los Medios: Son todos unos hijos de mil putas.

26 marzo, 2008 16:06  
Blogger Federico supone...

Me gustan sus lectores, F.
Que alguien grite "¡Tecnocracia, Monitor, Triunfo", me puede.

Me da miedo Cris. El único mérito que le encontraba a esta gente K era que, se suponía, "hacían política". Claro que ya Barisat nos explicó que no, que no tienen ni idea. Y ahora resulta que la mejor idea que se les ocurre para desarticular un conflicto es mandar a un idiota útil como Pérsico a disolver una manifestacioncita de pelotudos que no pueden voltearse ni a la prima.

Con modos imbéciles de hacer política, van a terminar con un muerto. La Gorda Pitonisa dice muchas boludeces, pero hace rato viene advirtiendo contra el modo violento de encarar los conflictos.

En fin, es un choque entre miserables que no quieren pagar impuestos y pagan los peores sueldos del país, y unos miserables que usan a sus muertos para justificar que gobiernan la mayor desigualdad de nuestra historia.
La diferencia es que los miserables del gobierno son el Estado. Para tener un Estado así, me dan ganas de volverme liberal.
¡Tecnocracia, Monitor, Triunfo!

26 marzo, 2008 17:38  
Blogger Max Aguirre supone...

Federico está cada vez más gorila, aviso porque soy amigo y quiero cuidarlo en este proceso de transformación, habla de Carrió como pitonisa cuando a gatas es gorda empastillada y petisa, quiere volverse liberal y además reclama metodologías políticas cuando se está enfrentado a un sector del país que SIEMPRE se cagó en la política, de hecho se ha cagado tanto en la política como para sacarla a patadas en el culo apoyando todos los golpes militares e institucionales que han cortado en pedacitos la historia triste del país.

Ojo! el kirchnerismo hace agua y propone antinomias falases a cada rato. Pero una cosa no quita la otra.

Tampoco quita que los medios casi en su totalidad (Salvo Página 12 con P de Peronismoka)mienten una masividad inexistente de la protesta y juegan a que los piqueteros ricos son ciudadanos manifestantes y los piqueteros pobres son activistas politizados como si los chicos ricos que golpetean el wok en Barrio Norte no estuvieran orquestados por Pando y todos los que siempre se limpiaron el orto con la justicia social, la equidad y el bien común acompañados por la comparsa del medio pelo argentino que es más peligroso por lo boludo y egoísta que por lo malo y ambicioso.

Terminé. Saludos.

26 marzo, 2008 21:19  
Anonymous Choripanero supone...

Aksolutamente de acuerdo con Max!

VP.

26 marzo, 2008 22:08  
Blogger Federico supone...

Me gustó lo de los chicos golpeando el wok. El resto, no sé. Yo puede ser que esté gorila, pero no me imagino tan gorila como Cris, al menos hasta que junte un 10% de su patrimonio.

HAcer política es justamente lo que necesitamos cuando no tenemos fuerza ni guita.

26 marzo, 2008 22:56  
Blogger Angel Mosquito supone...

Quiero que se tomen un tiempo para leer esto:

lo saque de www.grr.org.ar

"EL GRR (grupo de reflexion rural) FRENTE AL PARO AGRARIO

Existe una mezcla de verdades y de mentiras en los discursos de ambos supuestos bandos de este conflicto del campo que esta en los diarios y en el paro agrario. Para Lustou, que debe alimentar un sistema político clientelar insaciable, las retensiones diferenciadas aparentarían ser aunque mínima, una medida justificada, al menos para buscar recursos y exhibir una cierta voluntad de equilibrar la desmesura de la sojización. Es por otra parte, lo mínimo que se podría aguardar de un gobierno como política agraria cuando la Secretaria respectiva esta en manos de alguien que no parece conocer sino de pugilato y de disputar el sillón de secretario. Al respecto dice Alberto Ferrari Etcheberry “Con total conocimiento de causa, el Poder Ejecutivo está transfiriendo a los exportadores cerca de US$ 2.000 millones. ¿Cómo? Aumenta las retenciones a la soja que pagan los productores pero permite que los exportadores se queden con esa porción enorme; esto es, privatizando ese impuesto en su beneficio. ¡Ni Menem llegó a tanto!”



La soja, seguirá siendo un gran negocio para muchos, aunque se eleven aun más las retenciones. De paso el Ministro de Economía, le recuerda en el diario al campo que con esas retenciones comprará en el curso del año cuatro mil millones de dólares para mantener el dólar alto. Cuestión fundamental que aparece de modo solapado: el valor del dólar que posibilita una Argentina agro exportadora en que los sojeros hacen fortunas, está mantenido gracias a que todo el país aporta comprando ingentes cantidades de dólares mes a mes para mantener el tres a uno... Pero de esto no se habla o simplemente se lo da a entender solamente como instrumento de presión, frente a los también insaciables que protestan un poco....



Por otra parte, en algo el campo tiene razón de quejarse. Se ha instalado una enajenación respecto a visualizar solo los finales de las cadenas productivas. Suponemos que tiene que ver con una mirada urbana excluyente y con los intereses de los Agronegocios y en especial de las cadenas agroalimentarias. Resulta evidente que las preocupaciones, las políticas, el foco de atención mediático, etc. están solo sobre los finales de las cadenas. Se visualiza el sache de leche no al tambero. Se visualizan los silos no las tranqueras. Se ve el final de la cadena, el resto no se considera.



Como GRR, hemos recordado reiteradamente que los derechos a la exportación comúnmente mal llamados retenciones, mal llamados porque lo que se retiene se devuelve y ello aquí no sucede, fueron establecidos por el Presidente Duhalde en el año 2002 para ser pagados por los exportadores. El ex director de la Junta de Granos dice:”El precio del grano que cobra el agricultor es el del mercado internacional menos las retenciones. Hoy US$ 533, menos 44% que es el impuesto que paga. Pero el responsable del pago al fisco es el exportador, que actúa como un agente de retención del impuesto que lo pagará mucho más tarde: 15 días después de haber embarcado el grano”. Y aparentemente así es, aunque la trampa es que los exportadores le añaden estos costos a la producción, o sea que violando el espíritu de la Ley, y con anuencia del Estado, socializarían estas retenciones hacia abajo con los productores e inclusive con los consumidores que somos todos nosotros, porque pagamos las retenciones a la exportación del trigo aparentemente cada vez que compramos pan, con lo cual nosotros y cada productor, pagamos las retenciones con las cuales se mantiene el dólar alto para que el sistema continúe pedaleando, produciendo desempleo, cáncer y devastaciones, así como también dinero para paliar la pobreza que la soja produce y con esa pobreza "clientelizada" se pueda perpetuar el sistema político partidista que sostiene a la Republiqueta sojera minera...



Y lo paradójico es que, cuando los representantes del campo protestan, lo hacen contra el Estado que aplica las retenciones y no contra las corporaciones que, en nombre del Estado y abusando de su rol en la cadena de comercialización, las socializan con ellos. De tal manera que, abrevando en obsoletos criterios antiestatalistas de entraña liberal, hacen causa común con los mismos finales de la cadena que los abusan e invisibilizan, o sea con ADM, con Bunge, con Dreyfus, con Cargill... y la dependencia que sienten hacia las corporaciones es tan grande que siendo sus víctimas, prefieren operar como cómplices y acusar al Estado. ¿Acaso FAA, CRA o CARBAP son exportadores? Entonces, por qué razón van al paro agrario contra un impuesto a las exportaciones sino porque están cubriendo la aberración y la violencia de que las corporaciones les hagan pagar el tributo a ellos…



De hecho, tomemos conciencia que los que protestan por las políticas tributarias son los productores, no son Los Grobo, ni El Tejar, Cargill o ADM los que se quejan. Estos últimos le pagan al productor la Tonelada de Soja aproximadamente a 165 dólares cuando su precio es de trescientos dólares. Agrega el especialista Ferrari Echeverri:”En noviembre aumentaron las retenciones de 28 a 35% y a raíz de eso quedó en evidencia una situación inédita: cuando ni siquiera había comenzado la siembra de la soja, existían más de 18 millones de toneladas cubiertas por esos formularios, con sólo 4 millones compradas. Quedó así en claro que eran declaraciones que cubrían ventas falsas y efectuadas al solo efecto de quedarse con el previsible aumento de las retenciones, aprovechando la incapacidad del Gobierno que, desde al menos cinco o seis semanas antes, anunciaba el aumento sin haber cerrado el registro de los formularios”. O sea que el resto, 135 dólares aproximadamente, va para el gobierno como derecho a la exportación. Luego la venden en el mercado de Chicago a 550 y además, generalmente lo hacen luego de triangularla entre sus propias oficinas para subfacturarla y pagarle lo menos posible al Estado. El negocio de los exportadores y de las empresas a ellos vinculadas, es de ese modo fabuloso. Pero no se detienen allí las ganancias. Los exportadores y sus socios, también y en simultáneo, se transforman en productores de agrocombustibles, de carne vacuna a corral y también de pollos, tal como la empresa AVEX de Los Grobo. Las nuevas y extraordinarias dimensiones de los agronegocios, tales como la Granja Tres Arroyos que faena tres cientos mil pollos diarios, y que participa de los actuales convenios de la Argentina con Venezuela, sube la apuesta productiva a niveles donde solamente pueden jugar las Corporaciones.



Las corporaciones están en el poder, esto queda claro en lo que expresa F. Etcheverry:”Entonces, se calculó que con esos formularios los exportadores "privatizaban" US$ 400 millones. El escándalo llevó a que Diputados aprobara un texto que eliminaba esa privatización del impuesto (alícuota y precio FOB) con efecto retroactivo. Sin embargo, en el Senado se tropezaría el miembro informante, el oficialista Roberto Urquía, quien es dueño de Aceitera General Deheza (la más grande de capital nacional que actúa sin conflictos con las multinacionales Cargill, Bunge, Dreyfus, ADM)” y agrega “Pese a ese evidente interés personal, Urquía no sólo no se excusó, sino que con el secretario de Agricultura, Javier De Urquiza, y los interesados, consensuó un texto que limitó el de Diputados y así se sancionó la ley el 26 de diciembre último. Inclusive, según el senador Miguel Pichetto, violando la instrucción recibida del Gobierno de sancionar sin cambios el texto de
Diputados”.
.
Los granos con que preparan los alimentos balanceados con el que hacen esa carne producida en forma industrial, también los pagan a 165 dólares como si fuera para exportación, cuando en realidad, esa soja no sale del país como grano, o sea que el alimento de sus criaderos, les cuesta la mitad que al productor común que hace carne, y con el que compiten en el mercado interno. En el caso que hagan biocombustibles estarían pagando como derechos para la exportación tan solo un 20% de retenciones, cuando le sacaron por los granos 45% al productor, o sea que el 25 por ciento es ganancia líquida, y estamos hablando en este caso, de aproximadamente 75 dólares de ganancia por tonelada, producto de una estafa lisa y llana aunque legalizada, que por otra parte no se denuncia, sencillamente por una dependencia ideológica de las víctimas que aceptan sufragar ese precio vil para continuar dependiendo de un liderazgo que viene de larga data.



De esa manera, podríamos afirmar que cualquier política tributaria que se establezca, en los marcos del actual modelo de agro exportación y de producción de commodities, no hace sino, fortalecer la tendencia a mayores cultivos industriales, a la vez que añadir riquezas a los que más tienen, los pooles y las Corporaciones. Las políticas actuales, acrecientan las prácticas de una agricultura industrial sin agricultores ni población en el campo. Las mayores retenciones a la Soja devienen paradójicamente, de esa manera, en una mayor sojización.



Respecto al actual paro agrario, entendemos que no se debería hablar más de la oligarquía, al menos tal como a ella nos referíamos hasta no hace demasiado tiempo, tal como continúan haciendo sectores “progresistas” funcionales al sistema de la Soja, porque en realidad una oligarquía es una clase que tiene poder propio o que tiene poder sobre el Poder y en este caso uno de los problemas de estos ricos ganaderos invernadores es que no solo no tienen suficiente poder sobre el Gobierno o sobre el Estado, sino que ni siquiera tienen la capacidad de negociar más o menos exitosamente con los Frigoríficos o con los Pooles, y por eso el pataleo y las tensiones en las que estamos, sin suficiente conciencia y con discursos antiguos, prejuiciosos y con connotaciones al pasado, en que sobrenadan enormes confusiones y nostalgias de la época en que tenían poder, y en especial en los que no queda claro, aparte de los propios fantasmas, contra quien se pelea o acaso qué es lo que se quiere conseguir. Volver al pasado para ellos es imposible, deberían en todo caso saber negociar en el presente con los gerenciadores del modelo, pero se les mezclan ideologías viscerales y los viejos discursos se les imponen absurda y patéticamente, sembrando aún más confusión en los escenarios políticos de la Argentina, donde todas las tendencias y vectores parecieran continuar alentando desde diversos abordajes a la Republiqueta Sojera.



GRR Grupo de Reflexión Rural

Marzo de 2008"

27 marzo, 2008 17:29  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!