martes, marzo 07, 2006

DESTITUCIÓN

Necesito decir que sigo considerando al macrismo como una fuerza peligrosa, nefasta, de voluntad golpista indiscutible.

Salvo por una consideración que en su momento supe hacer sobre la razón y el dolor no escribí nada sobre el tema en cuestión.

Hoy, hasta hace minutos, seguí las exposiciones en la legislatura.

Las de Helio Rebot y Guillermo Smith fueron magistrales.

La de Florencia Polimeni fue un texto excepcional que debería ser materia de estudio de carácter obligatorio.

El mal desempeño es precisamente lo opuesto al buen desempeño. Los hombres imprescindibles son los menos. Las verdades de perogrullo, a veces, son evidencias demoledoras.

7 comentario(s):

Anonymous Maxi supone...

Florencia Polimeni se va ir a la recontradescajetada concha de su madre en cualquier momento. ¿Tendrá algo que ver con el sorete de Carlitos?

07 marzo, 2006 19:25  
Blogger Mavrakis supone...

A mí me convencieron siempre más dos frases agudas de Strassera que esos largos discursos aburridísimos - menos el de La Porta - de gente entendiblemente cagada de espanto ante la posibilidad real de ser linchada a la salida (o en su casa, en su auto, o donde fuera).

Hubo una mujer que empezó a comparar al Gobierno porteño con El Padrino, robándole ese artilugio discursivo a Lanata (lo cual en todo caso demuestra una buena memoria). ¿Era esa?

08 marzo, 2006 01:58  
Anonymous Anónimo supone...

Lo que dijo Florencia Polimeni acerca del mal desempeño esta citado de un libro del constitucionalista Bidart Campos, que creo sabe un poco mas del tema que vos.
Si estas interesado compralo y leelo.
Si no, cierre su ignorante boca.

09 marzo, 2006 10:52  
Blogger ficcionalista! supone...

Es indudable que Bidart Campos, Badeni o Vanossi -incluso tal vez vos, usuario anónimo- saben más que yo sobre teoría constitucional. Jamás sostuve que lo que Polimeni dijo era resultado de teorías propias. Ni siquiera hice una valoración positiva o negativa sobre el fin o la intencionalidad que conllevaba dicho discurso; simplemente me remití a lo que me pareció, sin volver sobre el mismo, de una lógica impecable.

Noto en vos un alto grado de agresividad que creo que deberías tratar porque debe interferir en tus relaciones interpersonales.

Noto también que necesitás traer a colación que vos sí leíste a Bidart Campos y que lo tenés muy presente, seguramente porque sos abogado o, tal vez un estudiante de derecho que se ve en la ineludible situación de tener que venir a corregir a un lego en la materia. Eso me puede hacer suponer cierta inseguridad que tal vez también deberías tratar.

No sabía que los ciudadnos no podíamos opinar sobre el discurso de los legisladores sin conocer previamente el tema de manera exhaustiva, lo que me llevaría, si tomamos a BC como modelo y suponiendo en mí una capacidad intelectual que es posible que no tenga, por lo menos cuarenta años.
Esto me hace también cuestionar mi capacidad para elegir representantes por medio del voto. Es posible entonces cuestionar también el sistema democrático usando de fundamento la total legez de la mayoría de los ciudadanos -como yo, por caso-. Podrías iluminarnos, vos que leíste por lo menos a BC, sobre la (in)conveniencia de instaurar una aristocracia de la que vos o Bidart Campos, o Badeni, o Vanossi podrían encabezar.

El libro de Bidart Campos ¿lo consigo en una biblioteca o me lo podrías prestar? (porque ando con poca plata, sabés...)

La próxima dejanos un nick o mail adonde dirigirnos para consultas institucionales así también te damos el reconocimiento que seguro merecés.

Gracias.

09 marzo, 2006 13:36  
Blogger ficcionalista! supone...

Mi próximo post iba a ser sobre teatro pero temo que me puedan acusar de no haber leído Mi vida en el arte de Stanislavsky.

Sepan disculpar.

09 marzo, 2006 13:44  
Anonymous Magister Navis Covellius supone...

"Bidart Campos ha muerto, ¡viva Bidart Campos!".
Si quiere, mi abuelo me regaló de su biblioteca un libro de Ossorio, "Cartas a una señora sobre temas de derecho político": "pues si la esencia de la política consiste en hacer, ¿no habrá que transigir infinitas veces con el mal para alcanzar el éxito? (...) Un político desaprensivo solía decir para disculpa suya y de su tropa: 'La política no se hace con obispos'. A mí me gustaría que cuando ustedes lo escuchasen pudieran argüir con orgullo indómito: 'Bien. No se hará con obispos; pero desde ahora se va a hacer con mujeres honradas'. Naturalmente, en toda la acepción humana del vocablo honradez. Porque hay gran cantidad de damas muy persuadidas de que la honradez queda satisfecha con que no engañen a sus maridos".

10 marzo, 2006 21:44  
Blogger ficcionalista! supone...

Gracias, Magister. Se lo extrañaba.
Visite más seguido.

11 marzo, 2006 19:55  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!