viernes, febrero 16, 2007

Lo que sé

Sé que el primer párrafo de un texto debe ser pensado, escrito y reescrito la cantidad de veces que sea necesario hasta que valga la pena el resultado final y que nunca será suficiente y que incluso lo que quede no conformará, a uno mismo, a otros. El lugar de La Mancha, el día en que lo llevaron a conocer el hielo, que pueden llamarlo Ismael, que un espejo en una quinta de la calle Gaona, y lo que sostenga Pereira a la larga importa mucho, poco o nada. Y sé que éste no es el primer párrafo escrito sino el segundo pero que si no lo hiciera evidente muchos no se tomarían el trabajo de pensar sobre ello.

Sé que es más tarde que las tres de la mañana de un viernes en el que tengo que levantarme a las seis y media para ir a trabajar y que éste es el primer párrafo que escribí, en verdad, cuando me senté frente al teclado.

Sé que querer a una persona no es suficiente para poder estar junto a ella o para no lastimarla. Y que la buena voluntad no basta para poder ser felices.

Sé que es mentira eso de que en la vida nadie te regale nada, así como sé que hay gente a la que en verdad nadie le dio nunca un verdadero regalo, don, obsequio, facilidad, crédito o cualquier cosa que, seguramente, haría de la vida de esas personas algo mucho más digno de ser vivido y que, incluso, le diera valor como para que ser reconocida como una vida. Y que a mucha gente le regalan todo y no dejan nunca de regalarle y de darle posibilidades y ventajas, En el medio, hay muchos, una inmensa mayoría de gente, que regala y a la que le regalan. Y que otros están regalados.

Sé que en una noche uno puede destrozar su imagen, en un solo acto, y que nada de lo que uno hizo o pueda hacer valdrá ya un segundo de tiempo, un puñado de consideración, un instante de piedad.

Sé que hay muchísimos garcas sueltos y que muchos se recibieron de abogados.

Sé que el sistema que algunos llaman "mundo real", "mercado", "estado de las cosas", no es más que una mierda que produce alienados, esclavos, carneros y corderos, ortibas, funcionarios, ídolos. Y que a pesar de todo hay enormes y vastos fragmentos de ese mundo –e incluso de otros mundos– que vale la pena conocer e, incluso habitar.

Sé que cada vez más a menudo siento la necesidad de mandar todo al carajo y declarar la farsa, la del loco lleno de furia que grita algo que no significa nada. Y abandonar la farsa no importándome ya lo que puedan opinar los capitostes, los consagrados, las academias, los suplementos literarios que compro cada fin de semana preguntándome sobre qué sentido tiene andar haciendo apología de si leo esto o lo otro, si tal multimedio opera así o asá, de si esto es cultura, que si tal fue menoscabado en cuál universidad por quien participa ahí mismo, o en otro en el que también escribe esa que cobra más o menos que la primera. Sé que estoy harto de preocuparme por si hay que escuchar o no el último disco del sello tal, que en realidad no es world music porque las discográficas hicieron tal o cual cosa para vender más de esa cantante que en Islandia es como dios, o es como un irlandés que se cree dios y mantiene dialogo con ese otro que fue criticado por el autor que ya todos deberíamos haber leído (porque tenemos que cumplir a rajatabla el imperativo de la cultura), ese que ya debería haber ganado el Nobel hace mucho porque el crítico de acá y no el de allá dijo que era brillante y que se debería hacer un acto de justicia antes de que tenga que terminar, a lo mejor, exiliado en el país que tiene campos de detención en otros numerosos países del orbe, incluso en esa isla de la que siempre hay que decir algo, campos en los que los salvadores aplican tratamientos inhumanos para que nuestro estilo de vida subsista. Y sé que no sé cómo hacer para finalmente salir de todo esto, disfrutar de otra vida en alguna isla del litoral en la que, inexorablemente, perecería presa de un aburrimiento de proporciones cósmicas. Sé que no puedo abandonar esta ciudad pero que me gustaría saber cómo hacerlo.

Sé que tengo opiniones sobre las cosas, que tengo convicciones, que tengo unas pocas creencias pero que todavía no sé cómo lograr despreocuparme por tener que explicárselas a los demas o intentar hacérselas entender.

Sé que no es lo mismo el goce neurótico que la capacidad de disfrutar de las cosas, de los lugares, de las personas, de los gustos, de los sabores, de los ritmos.

Sé que hay días en que me animo a caminar por la calle, con los auriculares, sin que me importe ir cantando a los gritos viejas canciones que me gustan. Sé que en esos momentos no me importa que sepan todo lo que me gusta ABBA o esas canciones tremendas de Carole King, Cat Stevens, Supertramp, Erasure o Laura Branigan.

Sé que a veces me gustaría que mi vida fuera bella, luminosa, con jardín, esposa adorable y, tal vez un par de hijos gritando por ahí, corriendo a un perro. Y también sé que a veces el cinismo me mata el deseo.

Sé que estoy enojado por no saber cómo conducir mi vida hacia cualquier sitio que me haga sentir, si no completo, al menos en camino de lograr algo que me resulte verdaderamente importante.

Sé que a nadie, a nadie, le cierra el saldo y que vistos de cerca todos podemos resultar horribles.

Sé que me molestan los amontonamientos de lo que sea.

Sé que no soy inmortal, que quiero a mis amigos, que ellos me quieren y que, aún así, me siento solo. Sé que no escribo por estar demasiado pendiente de lo que piensen los demás, que creo que a pocos les puede interesar lo que tengo para decir. Y que, muchas veces, lo hago saber para que intenten convencerme de lo contrario.

Sé que el contenido de estas líneas, probablemente, me resulte estúpido en horas, meses o años

Sé que es tarde y que es posible que llueva, pronto.

Etiquetas: ,

22 comentario(s):

Blogger Laumagog supone...

Debes de estar muerto. Apenas has dormido hora y media.
Gracias. Por mi parte y, seguro, por la de los demás.

16 febrero, 2007 07:51  
Blogger Lou supone...

a mí me gusta que escribas este tipo de cosas, entre globales y personales

para mí, en cierto modo, es el sentido de un blog: poder leer que alguien también canta con los auriculares, que se cansa de no ser él, que se cansa de ser él...

en fin

no sé, lo del antepenúltimo párrafo: a mí, al menos a mí, me interesa lo que tengas para decir

eso

16 febrero, 2007 10:33  
Anonymous Anónimo supone...

Te quiero mucho.
Lala

16 febrero, 2007 10:37  
Blogger JuanCo supone...

Se que sos PUTO y a veces me dan ganas de abrazarte e invitarte a tomar un café como un digno amigo PUTO (y por eso ninguno de los dos podríamos jugar en la NBA)

16 febrero, 2007 10:56  
Anonymous erykah supone...

Juanco deja espacio para hacer chistes con la altura (no con altura, con respecto a la estatura) pero no.

16 febrero, 2007 13:53  
Blogger Chiquilín de Bachín supone...

Adhiero fervientemente a Lou, sobre todo sus últimas palabras.

Un abrazo transoceánico, Fer.

16 febrero, 2007 14:18  
Blogger Coxon supone...

A veces siento que conozco bastante a ciertas personas por ciertas relaciones de confianza, pero posts como este me terminan demostrando que las conozco menos de lo que creía.

Usted F! es mi puto favorito, sepalo.

18 febrero, 2007 03:59  
Anonymous tigre harapiento supone...

De Laura Branigan: "self control", don F!
Como usted dice, querer a una persona es una de los Pericos: "poner el pecho para recibir munición a voluntad".
Que en una noche todo se va a la mierda... y sí.
Ló único que tengo para decirle es que no vaya a romper nada -yo soy el típico sorete que le dice hace lo que te digo y no lo que yo hago- porque hoy una piña se paga demasiado caro.
Usted mismo lo dijo con el tema de tantos garcas recibiéndose de abogados.
Pero algo hay que celebrar, don F!: que se cagó en irse a dormir y escribió.
Porque tenía ese impulso.
El pasaje a Olavarría lo sacó hace rato.
Ya es hora que vuelva para esos pagos.
Lo quiere, su amigo el Tigre

18 febrero, 2007 16:50  
Anonymous pasajerou supone...

Usted promete llamar y no llama, promete una cerveza y no pasa,Usted es francamente puto, pero lo queremos mucho, por eso mismo lo queremos mucho...
Y sí, nos interesa lo que escriba. De hecho estamos juntando firmas para que continue con sus textos, esas genialidades del estilo de Totoc.

Puedo dar fé de que los Bogas, las aves negras son todos garcas, conozco el gremio bien de cerca...

Me sale el vijo fan de los redondos que alguna vez fuí: "La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo..."

Yabrán tiempos mejores...

Aguante Verizzimo!!!

Salú

Tecnocracia Monitor Triunfo!

19 febrero, 2007 15:55  
Blogger maxaguirre supone...

A mi me pasa que a veces siento gustito a mesa de saldo en la boca.

19 febrero, 2007 16:51  
Blogger Frambuesa supone...

Sé que vos fuiste nuestro profesor y aprendimos muchas cosas, espero que todo ande bien!

19 febrero, 2007 21:36  
Blogger Frambuesa supone...

http://eldivagueconstante.blogspot.com/

(nosotras)

19 febrero, 2007 21:38  
Blogger Mike supone...

"Barbara-Ann" - The Beach Boys

20 febrero, 2007 18:38  
Anonymous culomandril supone...

che ficcio, actualizá de vez en cuando

06 mayo, 2007 13:56  
Blogger pep supone...

ta bueno lo qescribiste che
un abrazo

15 mayo, 2007 02:15  
Blogger Wilfredo Rosas supone...

Hermoso...
¡Y me siento tan, tan, tan identificado...!

18 mayo, 2007 13:14  
Anonymous Anónimo supone...

con todo lo que sabès, ya podès relajarte, hacerte cargo de tu pequeñez, fluir, nutrir el espìritu, y ENTREGARTE
besos
mirror ball

19 mayo, 2007 17:57  
Blogger Minerva supone...

Dejesé de joder y resucite.

30 mayo, 2007 23:30  
Blogger -II- supone...

en el final...el reye y el peon, van para la misma caja... a veces me da ganas de mandar todo al carajo tambien, pero necesitamos mas armas...y no son armas de matar...son armas para quedar bien con nosotros mismos ... saludos

01 junio, 2007 01:25  
Blogger Ramonita supone...

Realemnete me encantó este post! Saludos

01 junio, 2007 16:16  
Anonymous Cecilia supone...

No confiaba en los blogs porque soy anacrónica y creía no eran más que una forma "alternativa" del Gran Hermano. Por suerte, el amor de un joven me condujo a esta otra forma de comunicación, sospechosa para mí y ahora, en cambio, plena de potencialidades. Sé que debo desconfiar de mis prejuicios y que hay cantidad de escritores que pueden conmoverme hasta las lágrimas aunque el soporte sea la frialdad de la pantalla.
Muy bueno el material ficcionalista.
Y aunque no podamos aniquilar a Macri y suframos porque no hemos aprendido nada sobre cómo enfrentarnos a las formas más perversas del capitalismo nos queda lo de siempre: la calle, el propio cuerpo y también -ahora lo sé- el espacio de los blogs.
Cecilia

10 junio, 2007 16:39  
Anonymous Vorazip supone...

No desespere, haga como los esotoicos y la pasará mejor
y siga escribiendo que eso es lo suyo !

Vorazip

04 julio, 2007 11:23  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!