lunes, julio 11, 2005

LO QUE DEJA EL CARTERO

Algunas veces, ficcionalista! recibe carta. Recibe mail quiero decir. En general, fuera de las amenazas de muerte y los improperios de los lectores de La Nación, se trata de gente noble que deja inmerecidos halagos. Hoy me encontré con lo que sigue. Mail extraño que decidí compartir con ustedes:

En horas de la madrugada de pronto escuché gritara mi hijo que desesperado pedía auxilio por altavoz: "¡socorro, me ahogo, papá, por favor!"yo acudí corriendo, lo llevé ipso facto al baño y le dije tratando de calmarlo: "escupí al Copi que tenés metido adentro", y agachado y entre arcadas vomitó a una gran rata alterada que salió gritando: "¡viva la revolución! estoy enamorada" y mientras escapaba por un andamio seguía gritando: "¡aprendan el francés, hablen al revés!" nosotros le tirábamos cascotes gritando también: "¡andá a jugar a las rimas a lo de tu prima, rata atorranta!" ahí nos dimos cuenta de que nos había robado el libro de José Bianco, seguro para comérselopero estábamos tan desvelados que decidimoshacer un estofado para el desayuno, nos colocamosnuestros barbijos y pusimos manos a la obra, hongos de la Amazonia, maconha del Paraguay, ajenjo fresco de Francia, Marositas di Giorgio y ajíes Pizarnik vino de Chile Lihn y laurel para conjurar la gloria; flor de un día, cuando estábamos por probar el manjarvolvió la rata con deseos de parlamentar: "extraño el calor de hogar, me puedo volver a quedar?" dicho lo cual agarró una cuchara y comenzó muy prestaa devorar, nosotros totalmente conmovidos le dijimos al unísono al oído: "rata cruel, pobre ser desvalidohas ido demasiado lejos, más de lo permitido"y acto seguido la empujamos de cabeza dentro de la olla, a esta altura popular, con el caldo hirviendo todavía, el refuerzo de caloríashizo más nutritiva la comida, pero nosotros perdimos momentáneamente el apetito.

Carlos Ardohain

Ah, Carlos: si llegás a ser pariente de Pampita, algún día, como quién no quiere la cosa, la podés invitar a tomar mate a tu casa. De casualidad también me invitás a mí ¿dale?

4 comentario(s):

Blogger Ling supone...

Pero, el hombre que se mata escribiendo y ud. interesado en *esa*.

11 julio, 2005 17:15  
Anonymous Naico supone...

Yo tambien quiero a Pampit... digo, recibir cartas asi !!

11 julio, 2005 18:26  
Anonymous Magister Navis Covellius supone...

Extraños sucesos aparejan las licencias de julio...

11 julio, 2005 20:15  
Anonymous Carlos Ardohain supone...

la Pampa bárbara es mi hija parida en una noche de escarnio que leía borracho a Osvaldo Lamborghini.
Entre Cerrito y Carlos Pellegrini.

Yo era un buscador de oro
con pies de barro
que no encontró nada
más que la piedra
que persiste en el tiempo
yo era silencio
sombra de humo
puro yo agazapado
en lo más hondo
de la carne elemental

09 agosto, 2005 18:39  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!