martes, junio 28, 2005

LAS PALABRAS Y LA(S) COSA(S)

Pues no es posible que exista un conocimiento, Cratilo,
si todas las cosas cambian y nada permanece.
Cratilo, 440a

El nombre que puede ser nombrado
no es el nombre permanente.
Lao Tse, 1


Grande el alborozo de los presentes que reían, golpeaban el piso con un pie, una vez, muchas veces, repetidas veces, lento o más rápido, a veces acompañando con las manos, mientras expandían el pecho a veces para tomar aire, otras veces cuando levantaban los brazos y dejaban colgando los antebrazos, como barras de un péndulo del que colgaban también las manos, fijas o moviéndose como péndulos también ellas, agitadas, mientras exhalaban y mostraban los dientes. A veces. Y todos festejaban y se deleitaban de la ocurrencias y preguntaban gritando:

–¿Y qué es ahora?
–Una rosa.
–¿Y ahora?
–Un ejemplar del De vanitate scientiarum.
–Y ahora ¿qué es?
–Un gato con moño.

Y así se pasaban largos ratos, horas interminables, despanzurrados, apelotonados, arremolinados, mesmerizados, despreocupados, gramatizados, anabasiados, estetizados, discontinuados, enfanfarronados, sanforizados. Todos todo le preguntaban y él, conciente de la muy honorable tarea que su condición conlleva, siempre respondía las preguntas de la reducida turba que le oficiaba de corte.

–¿Qué es ahora?
–Una isla
–¡Ahora! ¡Ahora!
–La voz de un loco que no significa nada
–¿Y así?
Coup d’etat.

El Gran Hermeneuta se hacía, entretanto, una trenza con el pelo largo que le caía sobre el hombro.

–¡Qué es! ¡Decidnos qué es!
–Agua.
–¿Esto?
–Un gol.
–¿Y ahora?

A veces se cansaba.

–Un agujero negro.

Y por trillones de miles de millones de años se acababa el palacio, la corte, el gato gordo, los gritos, las manos como péndulos, el ejército de dientes de las risas.

Scrach.

Swap.

¡Qué singularidad!

3 comentario(s):

Anonymous Magister Navis Covellius supone...

Otra joyita del GH. Pero ésta me gustó más. ¡Bien por Ud, Fidedigno!

28 junio, 2005 23:09  
Blogger Naico supone...

Y ahora? y ahora? ... yo tambien quiero ver !

01 julio, 2005 12:11  
Blogger Claudio Uribe supone...

La rosa no dejaría de ser rosa ni de esparcir su aroma aunque tuviese otro nombre.

William Shakespeare, (Romeo y Julieta; Acto II, Escena II)

No sé... asociación libre...

02 julio, 2005 22:07  

Publicar un comentario

<< volvé a ficcionalista!